23-07-1936, Castellón. Salvoconducto.

Salvoconducto para Casas Sala firmado por Capitán Sirera 230736

Salvoconducto.

Tenía que esperar hasta altas horas de la noche para presentaros este documento y escribir sobre él.

Se trata de la última nota que hemos encontrado firmada, manuscrita, por el capitán Sirera, mi abuelo. Aunque no es la última que escribió.

Y es que la emoción de su hallazgo fue lo que era el documento: un salvoconducto, para llegar a cualquier sitio, que abría por un instante la posibilidad de cambiar toda la historia. Una nueva señal de que existió y estuvo ahí. Y que era verdad lo que nos habían contado. Aunque estuviera lleno de inexactitudes, era verdad.

Una señal que, de repente, me acercaba más a él. Una huella que, entre tan pocas, le hacía revivir un poco; que, en un instante, le acercaba más a la vida. Y en algo de esto, creo, consiste la memoria.

Es un salvoconducto, ya lo he dicho. Bajo el membrete del Gobierno Civil de Castellón, con su sello al pie, un texto frío, casi burocrático. Pero, sorprendentemente, lleno de emoción.

Habla de “las milicias del Frente Popular”. No de “columna”, que suena tan feo.

Habla desde su responsabilidad de capitán de esas milicias.

Y no ordena. No manda. Encarece. Apela a la responsabilidad colectiva de cada milicia. Hasta aquí sentimos que sentían que había que ser una en todas, todas en una. ¿ Como hoy ?.

Y esa apelación se dirige a intentar garantizar la colaboración con el ya entonces legendario diputado, ante aquellos del mismo bando que hubieran  podido no reconocerle, ante los que hubiera podido no encontrarla. Doble responsabilidad.

Como veis el salvoconducto está firmado, con trazo decidido y una A mayúscula final, tal día como hoy, ya ayer, 23 de julio, de hace 79 años.

Y es la primera vez que se muestra en público.

Por favor, tratadlo con cuidado.

Gracias.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *