Heraldo de Castellón, 27 de julio de 1936. Crónica de la columna entre Castellón y Segorbe.

27JULIOLODELDIASALIDACOLUMNA1TOTAL

Heraldo de Castellón, 27 de julio de 1936.

LO DEL DÍA EN CASTELLÓN.

Salida de milicianos de Castellón y su provincia.

El sábado último, durante las últimas horas de la tarde se dio la orden para que los milicianos de Castellón y su provincia se concentraran en la plaza de Toros, con objeto de estar preparados para la marcha.

La noticia cundió rápidamente y una gran muchedumbre se situó en la Avenida Pérez Galdós para despedir a las milicias.

A las 8,15 arrancó la columna motorizada formada por grandes camiones y autobuses y coches de turismo en medio del máximo entusiasmo de los que marchaban y de los que se quedaban.

El momento fue de una gran emoción.

La expedición se dirigió al Cuartel de San Francisco donde hizo alto para su aprovisionamiento y terminado este, reanudaron la marcha los camiones y autobuses seguidos de varios coches de turismo ocupados por los médicos cirujanos del Hospital Provincial don Luis Candela y don Luis Senís y el doctor Amilivia del Instituto Provincial de Higiene y los practicantes señores Cardona, Muriach y Vidal.

Cerraba la expedición un camión de la Cruz Roja con abundante material sanitario y camilleros.

La despedida fue emocionante y efusiva por parte del público autoridades, comisiones del Frente Popular, diputados a Cortes señores Sapiña y Gómez Hidalgo, Inspector Provincial de Sanidad don Manuel Such, decano del cuerpo de la Beneficencia Provincial, médico cirujano don Luis Batalla y otras destacadas personalidades.

Las milicias llegan a Sagunto.

El Gobernador civil señor Muñoz Caña, hizo saber ayer mañana que había celebrado una conferencia telefónica con el subsecretario de Agricultura señor Martín Echevarria que se encuentra se Sagunto quien le dio cuenta que la expedición de milicianos de Castellón había llegado felizmente a la histórica ciudad alojándose en casas particulares donde son solícitamente atendidos y agasajados.

Todos los expedicionarios están animadísimos.

Nuestros paisanos se unieron en Sagunto con la columna allí formada y con la cívico militar que llegó de Valencia con abundante artillería.

Marcha de la Guardia civil.

A la una de la madrugada del día de ayer y ocupando varios autobuses salieron de Castellón fuerzas de la Guardia Civil.

A pesar de lo intempestivo de la hora, numeroso público estacionado en los alrededores del cuartel de San Francisco esperó la salida de las fuerzas, tributándoles una despedida cordial y efusiva aclamando al benemérito Instituto.

Las fuerzas expedicionarias van al mando del comandante don Francisco Rios Romera, figurando en las mismas los capitanes don Luis Hernández Blasco y don José Martínez Ibáñez, tenientes don Juan B. Marí Clerigues, don José Bernad Cubero, don Baltasar Cortes Persiva y don Guillermo Estaban Guinot, Alféreces don Joaquin Rodrigo Giner, don Benjamín García Benages, don Tomás Jarque Marcos y don Vicente Herrera Doñate.

Van además 5 brigadas, 11 sargentos, 18 cabos y 170 guardias.

Salida del Batallón de Ametralladoras.

NOTA de “Huellas de la Canción Perdida”. El Batallón de Ametralladores, salvo alguno de sus miembros que se incorporó a esta columna, como José Ordóñez Escoín, según consta en el parte de operaciones del día 26 de julio, se dirigió hacia Requena camino de Madrid y no formó parte de la historia de esta columna, por lo que no transcribimos, al menos por el momento, la noticia relativa a ella.

El diputado señor Casas Sala.

Desde la pasada semana se halla en el distrito de Segorbe trabajando en la constitución de las milicias, el diputado a Cortes por esta provincia, don Francisco Casas Sala.

Un donativo.

El almacenista don Manuel Armiño, ha regalado cincuenta litros de vino para consumo de las milicias ciudadanas.

Los milicianos castellonenses en Segorbe.

Las milicias castellonenses han llegado a la población de Segorbe siendo objeto de múltiples atenciones donde han sido recibidos en medio del entusiasmo de las masas y -nes ( sic). Recibe el capitán señor Sirera innumerables ofrecimientos de ciudadanos que desean alistarse en las milicias para ir al encuentro de los sublevados.

                                                                                                  ***

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *